Blog

¡Podemos retrasar el envenjecimiento de forma natural!


ANTIOXIDANTES

Todos sabemos que necesitamos respirar para no morir. Pero es posible que no sepamos que cuando el cuerpo transforma el oxígeno en energía se generan una serie de productos residuales. Estos son llamados compuestos de oxígeno reactivo o COR.

Los COR son oxidantes que causan daños oxidativos en las células. Es la naturaleza reactiva de estos productos lo que los convierte en productos tóxicos. En química nos enseñaron que los átomos están compuestos de neutrones, protones y electrones y que estos últimos tienen tendencia a unirse en parejas. En los compuestos de oxígeno reactivo existe un electrón sin pareja orbitando alrededor del átomo. El radical libre obtiene ese otro electrón que le falta de las sustancias que forman nuestro organismo creando un pequeño agujero en la pared celular.

La consecuencia directa del efecto de estos productos tóxicos es que el cuerpo se va descomponiendo y oxidando; es lo que comúnmente conocemos como enfermar y envejecer.
De aquí la importancia de los antioxidantes. Si su cuerpo posee suficientes antioxidantes, estos ganarán la batalla y usted permanecerá sano.

Cuando hablamos de antioxidantes estamos hablando de vitaminas, minerales, hormonas, hierbas, sustancias químicas, enzimas, varios tipos de alimentos y a todos los llamamos del mismo modo lo que puede confundirnos. Así definiremos un antioxidantes como cualquier sustancia que ayude a combatir el síndrome de oxidación-descomposición provocado por el daño que causan los radicales libres.

El envejecimiento no es más que el proceso vital por el que el número de células sanas en el cuerpo se ve poco a poco reducido.

Aunque el proceso de oxidación no se puede parar, sí se puede “cotraatacar”. El cuerpo cuenta con ciertos mecanismos de defensa ante los radicales libres, uno de ellos es un conjunto de enzimas producidas por el organismo que los neutralizan. Además, el organismo utiliza vitaminas, minerales y otras sustancias para contrarrestar sus efectos perjudiciales.

Sustancias como las proantocianidinas (en las semillas de uva), quercitina (en calabazas, calabacines y té verde), licopeno (en tomates), hierbas como el ginkgo bilboa y el ajo y vitaminas A, C y E son ejemplos excelentes de antioxidantes que podemos tomar para relentizar el proceso de envejecimiento de nuestro cuerpo.


27/08/2010
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


1 + 4 =