Blog

Parabenos. ¿Sí o no?


Hoy en día somos capaces de cualquier cosa con tal de estar guapas. Somos bombardeadas con mil productos de cosmética que las televisiones nos venden como milagrosos. Sin embargo, las mujeres han alzado la voz para reivindicar su salud por encima de todo. En esta guerra hay un claro enemigo: PARABENOS. ¿Qué son y en qué nos afectan?

Para entendernos: los parabenos son conservantes. Ningún producto duraría en nuestro estante más de dos días sin perder efectividad si no fuese por el uso de este tipo de sustancias que minimizan su deterioro.

Sin embargo, no todo vale. Los clientes son cada vez más conscientes de los efectos que ciertos componentes pueden ocasionar en su salud. Un estudio de 2004 sorprendió a la comunidad internacional al hallar parabenos en muestras de tumores de cáncer de mama. Por si no fuera poco, se ha verificado que pueden actuar como perturbadores endocrinos, desregulando el sistema hormonal hasta el punto de provocar cáncer de mama en mujeres y pérdida de fertilidad en hombres.

Esto ha causado que las grandes industrias empiecen a valorar el uso de fórmulas sin productos químicos abusivos para nuestro cuerpo, ya que, aunque la cantidad de sustancia que se encuentra en cada bote de cosmética es minúscula, son tantos los productos que utilizan este tipo de conservantes que, sin darnos cuenta, ingerimos una gran cantidad de parabenos a lo largo de nuestra vida: desodorantes, pasta dentrífica, maquillajes, gel… prácticamente todos los productos de nuestro hogar contienen este tipo de sustancias.

¿Cómo identificarlos?

Tienen nombres tan camuflados como BENZYLPARABEN, BUTYLPARABEN,

ETHYLPARABEN, (E214), ISOBUTYLPARABEN, ISOPROPYLPARABEN, METHYLPARABEN, (E218), PROPYLPARABEN, (E216).

Lo cierto es que ante esta alarma general han sido muchas las marcas de cosméticos que han decidido reemplazar los parabenos por otros conservantes menos agresivos. Una de ellas es Tahirah Shop (http://www.tahirah.es) , cuya totalidad de sus productos carecen de este tipo de conservantes y han sido sustituidos por otros menos perjudiciales para la salud.


14/01/2016
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


5 + 0 =