Blog

Guía Huerto en Casa


El huerto urbano es una forma de cultivar en la ciudad cada vez más común, siendo frecuente en los núcleos urbanos encontrarse con huertos colectivos, escolares o incluso terapéuticos. Sin embargo, para este tipo de horticultura, el espacio y la disponibilidad de una parcela de tierra no son una limitación, siendo una realidad el poder cosechar nuestras propias hortalizas y verduras sin salir de casa.

Terrazas, azoteas y balcones pueden convertirse con un poco de ingenio y dedicación en espacios idóneos donde poner en marcha un pequeño huerto. Con este objetivo, Planeta Huerto ofrece en su “Manual Básico del Huerto en Casa” una serie de consejos a tener en cuenta sobre todo para aquellos que quieran dar sus primeros pasos en el cultivo en recipientes o quieren transformar el jardín de casa en un pequeño vergel.

Por extraño que nos parezca, para la mayoría de cultivos, 20 cm de profundidad de sustrato son suficientes para que puedan funcionar. En este principio se basa el cultivo en recipientes, pero hay que tener en cuenta que al estar limitado el espacio en el que las raíces buscan los nutrientes y el agua, este tipo de cultivo tiene ciertas particularidades por lo que se refiere al riego y al tipo de sustratos que deben utilizarse. El manual además de aclarar estas dudas también nos orienta sobre los diferentes tipos de recipientes que existen: jardineras, mesas de cultivo, jardín vertical, BACSAC, …, y los pros y contras de cada uno.

Realmente el único condicionante del huerto es el sol y es el que en definitiva va determinar qué cultivos vamos a poder plantar según las horas de luz directa que haya, característica que se indica en las fichas de los principales cultivos que se encuentran en el manual, donde también se indican época de siembra, trasplante, cosecha o requerimientos de riego, sustrato o mantenimiento.

Pero si una de las principales ventajas de tener el huerto en casa es que cultivamos lo que luego comernos, lo que nos da una gran seguridad sobre cómo nos alimentamos, no se puede plantear otro tipo de huerto sino el ecológico. Las pautas de cómo conseguirlo con técnicas que ya utiliza el agricultor tradicional como asociar cultivos que se beneficien, cambiar los cultivos de un año para otro para no agotar la tierra, o utilizar productos atóxicos y naturales para prevenir la aparición de plagas y enfermedades, también se abordan en profundidad en este manual.

Por último, no debemos obviar otra ventaja de los huertos a pequeña escala, ya sean en recipientes o no, es que las tareas de cuidado se simplifican siendo el mantenimiento del huerto una tarea física, al aire libre y en contacto con la naturaleza estupenda para personas mayores y niños, con la que además desarrollan una sensibilidad hacia la protección del medio ambiente, un consumo responsable y una valorización de la figura del agricultor y la cultura asociada a esta práctica milenaria.

En definitiva, la guía del huerto en casa es un manual sencillo y claro con el que queremos transmitir al lector el interés que tiene esta afición desde muchos puntos de vista y que cultivar en casa está al alcance de todos.

  

Más información:

·       Web: http://www.planetahuerto.es


27/04/2012
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


3 + 4 =