, ,

El té Earl Grey, las propiedades de un té con un cítrico

El té Earl Grey es un té aromatizado, que fue popularizado por un conde inglés hacia la mitad del siglo XIX; se comenta que fue regalo de un mandarín chino, aunque hay quien dijo que fue un rajá indio quien se lo obsequió. El té no es puro, es un té aromatizado con aceite de bergamota, lo cual es un cítrico que se cultiva al sur de Italia, en la región de Reggio Calabria; es un cítrico en forma de pera, mezcla de naranja amarga con limón pera.

El té negro del que se compone el Earl Grey, suele ser una variedad que tiene su origen en la India y Ceilán, aunque se puede incorporar algún té negro chino; algunos Earl Grey incorporan té Darjeeling, otros, pétalos de flores, pero hay que resaltar que la receta original sólo lleva aceite de bergamota.

Por un lado aporta las propiedades del té negro y por otra las del aceite de bergamota. El té negro es un excelente antioxidante, dado su contenido en polifenoles, que ayudan a combatir los redicales libres y a prevenir los problemas cardiovasculares. Además es un gran diurético y ayuda a eliminar líquidos del organismo, así como es un astringente eficaz, que ayuda a combatir la diarrea.

Por otro lado hay que señalar que es bajo en calorías y además ofrece sensación de saciedad, por lo que es adecuado para consumir en regímenes de adelgazamiento, además de ser estimulante por su contenido en cafeína y un buen aliado en los desayunos, para enfrentar el día.

En lo que se refiere a su otro ingrediente, el aceite de bergamota, tiene múltiples propiedades: reduce la ansiedad y la depresión, levanta el ánimo y equilibra las emociones. Fortalece el sistema inmunológico y es excelente agente antiviral, combate el mal aliento y es eficaz en infecciones respiratorias, y trabaja bien en el tracto digestivo, aliviando indigestiones, náuseas, cólicos y flatulencias.

2 comentarios
  1. norma ester
    norma ester Dice:

    La verdad es que me gusta mucho el tè, lo preparo en teterita mezclando tè en hojas con bolsitas de tè de berries distintos o de naranjas u otro sabor. De repente solo me sirvo o tè blanco o verde o negro. Voy variando los sabores. Siento que el tè como sea que se tome es delicioso y reconfortante en todo sentido.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *