Blog

El método secado de la Espirulina interfiere en su calidad ¿lo sabías?


La deshidratación de la espirulina mediante un secado suave conserva sus cualidades nutricionales.

La deshidratación de la espirulina es fundamental para su conservación. Cuanto más fuerte sea el secado (más alta temperatura), más dañino es para las propiedades nutricionales de la espirulina. Los nutrientes más frágiles como las vitaminas, los antioxidantes, los ácidos grasos esenciales, las enzimas, son muy sensibles al calor y quedan desnaturalizados u oxidados según las moléculas. De ser así, ya no son beneficiosos al organismo.

En cambio, un secado suave permite preservar un máximo de propiedades de la espirulina, la mayoría de los nutrientes contenidos en la biomasa fresca son preservados ya que simplemente se trata de una deshidratación de calidad para una conservación óptima.
Según Nicolas Mazurier (Ecospiruline), el factor más importante para obtener una espirulina de calidad tras su cultivo con agua pura y respetuoso con el medio ambiente, está en el proceso de secado de la biomasa tras su cosecha: el hacerlo adecuadamente determinará la conservación de sus nutrientes”.

Espirulina en granulados vs Espirulina en polvo

Un secado suave conserva los filamentos del alga. Los filamentos de espirulina en granulados se quedan íntegros tras su secado (secado suave, entre 50 y 60ºC), mientras que los filamentos de espirulina en polvo (secados a alta temperatura, generalmente 180ºC) quedan totalmente partidos.

Los filamentos rotos de espirulina quedan desprotegidos frente a la oxidación, las moléculas de oxígeno actúan sobre una gran superficie de producto y la acción oxidante es muy alta, de ahí un olor y sabor muy fuerte de la espirulina en polvo. Tal y como afirma Nicolas Mazurier, “una vez su pared celular rota, la espirulina en polvo no retiene los nutrientes más valiosos. Una espirulina secada a baja temperatura conserva sus defensas naturales y la membrana celular compuesta de polisacáridos evita la oxidación y protege el contenido intracelular, que representa el tesoro nutricional de la espirulina. Los polisacáridos de la espirulina son muy fácilmente digeridos por el organismo, facilitando asimismo la asimilación de los nutrientes.”

La mayoría de las marcas de espirulina encontradas en el comercio no mencionan el método de secado utilizado; te recomendamos que tengas en cuenta este aspecto a la hora de elegir la espirulina que vas a consumir.


02/11/2015